Igualdad, Sentido crítico, Ser madre y no morir en el intento

Cuando hace 10 años ya hablábamos de publicidad sexista de juguetes

Hoy el Ministerio de Consumo ha lanzado una campaña para sensibilizar sobre la publicidad sexista dirigida a la infancia. Y hoy, hace exactamente 10 años, yo publicaba un post en mi blog de Canalcomunica denunciando precisamente eso, y dando claves para ayudar a despertar sentido crítico entre los más pequeños.

 

______________

 

Queridos Reyes Magos: ¡Que la publicidad de juguetes cambie, por favor!

Apreciados adultos:

Se acerca la Navidad y la publicidad de juguetes aumenta considerablemente en las cadenas. Si os paráis por 5 minutos a mirar la retahíla de anuncios que acompañan la programación infantil de la televisión, sentiréis que no ha pasado el tiempo, porque el estilo, el discurso y la forma de anunciarlo es el mismo. Un ejemplo de hace 20 años:

 

 

En este escrito querríamos hacer un fácil y ameno análisis acerca de la forma que tienen esos anuncios y sobre cómo influyen en la identidad de los menores. Y responder de paso a la pregunta: ¿por qué son tan parecidos a los de hace 20 o 30 años?

Llega la Navidad y hay que hacer la carta a los Reyes Magos. 

Los niños y niñas hasta 11 años siguen viendo la televisión un promedio muy elevado de horas (hasta 3,7 al día según un estudio impulsado por el Ministerio de Sanidad y el Instituto Nacional de Consumo). A partir de los 12 las cosas cambian radicalmente porque la adolescencia temprana les impulsa a otros canales más atractivos como las redes sociales y son más difíciles de alcanzar por las marcas, pero hasta llegar a esa edad, un niño o niña con criterio recibe multitud de mensajes. Es evidente que la elección del regalo de Navidad está condicionado mayoritariamente por cómo se presenta el juego en un anuncio, en cuanto a forma, es decir, por lo atractivo que se muestra y la promesa de diversión, y también en cuanto a la cantidad de veces que se emite. No podemos cuestionar la esencia natural de la publicidad que pretende incentivar la compra, algo necesario y lógico en esta sociedad mercantilista, pero sí nos vamos a permitir la licencia de analizar de qué herramientas se valen los anunciantes para llegar al corazoncito de los más pequeños y de qué manera influyen en sus identidades, desde dos puntos de vista: en la creación de estereotipos de género, y en el uso de historias ilusorias y fantásticas para crear elevadas expectativas.

 

Experimento casero para analizar la publicidad de juguetes

Os propongo un experimento. Si tenéis menores en casa (hijos, hijas, sobrinas, sobrinos, nietos, nietas o en definitiva personas menudas) que hayan escrito su carta a los reyes, pedidles que os la lean y acto seguido echadle un ojo al anuncio de la televisión de algunos de los productos que hayan elegido. Hemos escogido estos dos:

Anuncio de Spark Scooter (en inglés, aunque se ha emitido en España), a la izquierda y de Nenuco Carrito, a la derecha

Y ahora analicemos:

1.- Los colores

Mientras que en el anuncio de Spark scooter predomina el ROJO y NARANJA sobre NEGRO Y GRIS, colores apasionados y que exaltan la actividad;  en el otro son los COLORES PASTEL lo que están presentes, es decir, la tranquilidad y el relax. Esta característica suele ser muy común en todos aquellos anuncios específicos «para chicos y para chicas». Os animo a que lo comprobéis. Por ejemplo: Action Man y La Casita de Pin y Pon 🙂

2. La música

Otro elemento que realmente es destacado en la diferencia de género. Mientras que en los anuncios de niños predomina la música potente, el ROCK DURO con mucho ritmo, en los anuncios de chicas nos ofrecen MELODÍAS POP o CANCIONES algo ramplonas. Echadle un ojo a cualquiera, por ejemplo Barbie, y Spiderman.

3.- El discurso

La voz en off es una característica que distingue los anuncios según el género de una manera muy evidente. Mientras que en los anuncios de niños el discurso es pronunciado por un hombre en tono poderoso e invulnerable, los discursos de los anuncios de chicas son pronunciados por las mismas niñas o por mujeres con voz de pito. Observad los anuncios de arriba y todos los que os he enlazado. Os reto a que encontréis uno solo que difiera de esta regla.

4.- Los roles: «tú serás un héroe y tú una estupenda mamá»

No se puede obviamente generalizar. Me gusta de vez en cuando ver cómo, poco a poco, algunas marcas de juguetes se van alejando de crear estereotipos, no solamente de género, sino en lo referente a actitudes sociales de todo tipo. Sin embargo coincidiréis conmigo que en general los anuncios de ELLOS nos ofrecen juegos donde EL NIÑO que juega se puede sentir un héroe y adquiere poder, ya sea escalando, conduciendo, disparando, construyendo o yendo en patinete. Sin embargo en los anuncios de ELLAS nos presentan situaciones más bien cotidianas donde las NIÑAS que juegan simulan las acciones que ven de las mujeres adultas: pasear bebés, estar estupendas, limpiar la casa, cocinar… Incluso cuando se simula una profesión como la de médico, hay alguna cuña que nos desorienta, como este anuncio de Barriguitas. ¿Sois capaces de verlo al final?

Podríamos encontrar miles de ejemplos, y os animo a que, con estas sencillas pautas, veáis la televisión con vuestros hijos, hijas, sobrinas, sobrinos, nietos, nietas… y charléis de lo que ven teniendo en cuenta además estas premisas:1.- Que en los anuncios se cuentan historias bonitas con personajes fantásticos que nos muestran una situación no real, gracias a aspectos como la música, los colores, los personajes, etc.2.-Que hay anuncios que se nos presentan sólo para chicos, o sólo para chicas, pero eso no debe ser motivo de descartar una elección (un patinete, un coche, una muñeca, una cocinita, etc.).3.- Que en ocasiones los tamaños y formas no son lo que parecen por estar tomados con referencias específicas.

Y mientras eso sucede, desde Canal Comunica escribiremos la carta a los Reyes Magos con la esperanza de que nos conceda este deseo: que algún día exista una tendencia rompedora en la publicidad de juguetes que elimine los marcados estereotipos para siempre. 

Os dejo con uno de los anuncios más entrañables de la historia de la publicidad de juguetes, quizás precursor de nuestro deseo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.